Tom Sharpe 1[Enero 2014] Rioutous Assembly, Tom Sharpe [1971, 261p] Leí “Blott on the Landscape” hace más de veinte años y me quedó la idea de regresar a Sharpe, pero nunca lo hice hasta que me he tropezado con un viejo volumen doble (con “Wilt”) en una biblioteca que ayudé en su día a formar. Ahora es cuando de verdad he apreciado la calidad en su género. Sharpe es muy divertido. Se le tacha de vulgar e impúdico –fetichismo incluido-, lo que es bastante cierto, pero lo relevante de esta novela es la fuerza de su humor y lo entretenido de la trama. En un contexto social, Sudáfrica en años del apartheid, difícil de tratar con humor.

Sharpe vivió allí entre 1951 y 1961, donde trabajó como profesor en un internado para chicos de raza blanca. Pero también como trabajador social en Natal y ello, unido a su afición, y luego ocupación como fotógrafo, contribuyó a convertirle en un severo crítico del apartheid, utilizado la literatura de la forma más ácida posible contra el mismo. Finalmente, en 1960, tras el estreno de la obra “The South African” en Londres, fue encarcelado, la mayor parte de su archivo fotográfico destruido y deportado en 1961, acusado de sedición.

Años después, inspirado en su estancia en ese país, escribió Rioutous Assembly, que ahí queda como una crítica acérrima contra el sistema político hasta 1994, en que Nelson Mandela llegó al poder y acabó con el apartheid. A base de caricaturizar a la policía y a los servicios secretos la novela resulta demoledora, más seguramente que cualquier crítica de tono serio. El comandante van Heerden, el cabo Els y los hermanos Hazelstone protagonizan una trama divertida y disparatada en la que según muchos críticos es la mejor novela de Sharpe. Y Sharpe, a su vez, uno de los mejores escritores humorísticos del siglo XX.

A Riotous Assebly siguió “Indecent Exposure”, también con van Heerden como protagonista. A leer cuanto antes. Que están los tiempos para echarles el mayor humor posible.

Anuncios