Me he puesto a releer lo que decía sobre mí mismo hace unos años, para que los lectores tuviesen alguna pista sobre mi manera de pensar. Conforme leía iba tachando. Y al final lo he tachado todo. Casi todo. Voy a cumplir 70 años, que es una edad biológica ya “del último cuarto” para la raza humana. Afortunadamente mi cabeza sigue en su sitio, creo. Para bien y para mal. Soy economista y me gusta la Economía. Pero también me gustan, incluso más, muchas otras cosas, sobre todo relacionadas con la ciencia en sentido amplio, la literatura y la música. Y los juguetes.

Escribo para desahogarme y para intentar ayudar a que alguna cosa mejore. Lo más importante de mi vida es mi familia, mi esposa, mis hijos, mis nietos, así como mis hermanos y el recuerdo de mis padres. Quiero pensar que soy amigo de mis amigos. Creo que la curiosidad intelectual es una gran virtud y tengo confianza en la perseverancia y en el trabajo bien hecho. Me preocupa, ya por mis nietos, la mejora de nuestros valores como personas y como sociedad y me gustaría poder dejarles un mundo mejor que el que yo he recibido. Creo que sería suficiente con que todos hiciéramos una pequeña cosa cada día algo mejor que el día anterior. 

Nunca me ha gustado la idea de “tirar la toalla” frente a las dificultades y tengo fe ciega en que el trabajo mueve montañas.

Me llamo Jorge Zanoletty Larrea. Soy palmero, de La Palma.

Anuncios