Dexter[Jul 2018] Death is Now my Neighbour & The Daughters of Cain, Colin Dexter [1994, 1996, 387 p.]

 

Género policíaco de pura evasión, en el caso de Dexter bien traído en sus trece novelas con el Inspector Morse y su ayudante, el Sargento Lewis como protagonistas.

 

Estas dos que termino, como el resto de la serie, con Oxford y su entorno académico de contexto y asesinatos domésticos y convencionales que Morse acaba resolviendo a base de deducciones, lógicas a veces y otras no, y con un mucho de “prueba y error”. Es de hecho el Sargento Lewis el que con su sólido y metódico trabajo policial acaba dándole sustancia a las teorías mejor encaminadas de su jefe.

 

Morse es un personaje bien definido y fuera de lo común, con intención de resaltar su carácter introvertido y diferenciarlo de forma manifiesta de todos cuantos le rodean. Una especie de “Maigret a la British”, menos sagaz y más humano o Holmes y el Dr. Watson a la moderna. Fumador (Dunhill), bebedor en exceso (Glenfiddich, Real Ale), diabético, adicto a los crucigramas y maniático con la precisión del léxico, aficionado a la música clásica (Wagner, ópera) y a la poesía, conduce un Jaguar Mk 3 “sin nada de electrónica, que así no se avería”. Algo misógino, algo tacaño.

Inspector Morse last episode

Comparado con otros detectives en serie de ficción, (Mankell -Wallander-, Rankin -Rebus-, Cornwell -Scarpetta-, P.D. James -Dalgliesh-, por citar algunas), no abusa, en la muestra que hemos leído, de la imaginación o lo excepcional en la definición de los casos. El esparcimiento está más en percibir el proceso mental de Holmes que en lo enrevesado de cada caso, lo que le puede restar emoción pero le añade cierta credibilidad.

 

Buena parte de la popularidad de estas novelas viene del éxito de la serie televisiva “Inspector Morse”, que en 33 episodios entre 1987 y 2000 fue protagonizada por John Thaw -el también muy popular detective Jack Regan de la serie anterior “The Sweeney”- y Kevin Whateley. Porque la verdad es que el personaje de Morse parece desde el principio escrito para convertirse en un icono televisivo de la cultura popular policíaca británica.

 

Dentro de su género, difícil poner orden de preferencia frente a los muchos detectives de ficción competidores. Para mi gusto probablemente Dalgliesh (P.D. James) y Wallander (Mankell) estarían en la parte alta. Holmes (Dexter) en la media o media alta. Y alguno, como la Dra. Scarpetta, sobrevalorados.

 

Dejando aparte a gente como Marlowe (Chandler), en otra liga, por encima de todos ellos. Sobre gustos…

 

Me haría falta leer alguna cosa más de Dexter para acabar de ubicarlo.

Anuncios