[Mar 2010] El Camino, Miguel Delibes [1950, 224p] Al fallecer Delibes, no he podido evitar repasar lo suyo que me quedaba por leer y me da vergüenza confesar que esto se me había quedado atrás. Sentimientos de la infancia que es difícil se expresen mejor. Prosa castellana en estado puro.

“Todos eran efímeros y transitorios y a la vuelta de cien años no quedaría rastro de ellos sobre las piedras del pueblo. Como ahora no quedaba rastro de los que les habían precedido en una centena de años. Y la mutación se produciría de una manera lenta e imperceptible. Llegarían a desaparecer del mundo todos, absolutamente todos los que ahora poblaban su costra y el mundo no advertiría el cambio. La muerte era lacónica, misteriosa y terrible.”

No es cierto. Delibes sí deja rastro, indeleble.